Adenoma de paratiroides e hiperparatiroidismo primario

adenoma de paratiroides cirugía


El adenoma de paratiroides es la causa más frecuente de hiperparatiroidismo primario, y en la mayoría de los casos requerirá cirugía. En este post intentaremos explicar en qué consiste y cuál es su tratamiento. 

¿Qué es el hiperparatiroidismo primario?

Consiste en una hiperfunción de las glándulas paratiroides. Estas 4 glándulas localizadas al lado del tiroides son las encargadas de controlar la calcemia (niveles de calcio en sangre). Este control se realiza a través de la hormona paratiroidea, también llamada parathormona o PTH. 

¿Cuál es la causa?

Existen dos patologías que producen un aumento de secreción de PTH en el hiperparatiroidismo primario:

  • el adenoma de paratiroides: es la causa más frecuente y consiste en el aumento de tamaño de una sola glándula paratiroides
  • la hiperplasia de paratiroides: consiste en el aumento de tamaño de las cuatro glándulas paratiroides.

¿Cuáles son sus síntomas?

La clínica asociada al hiperparatiroidismo es consecuencia del aumento de calcio en sangre. Algunos pacientes no presentan sintomatología, mientras que otros pueden presentar problemas como:

  • dolor en articulaciones
  • sensación de cansancio o embotamiento
  • depresión
  • problemas de memoria o ansiedad
  • cólicos nefríticos secundarios a piedras en el riñón
  • alteraciones digestivas como falta de apetito o digestiones pesadas
  • osteoporosis

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de sospecha se produce cuando un paciente presenta un aumento de los niveles de calcio en una analítica de sangre. Si este aumento va asociado a una elevación de los niveles de PTH habrá que sospechar la presencia de un hiperparatiroidismo primario. 

Es importante descartar un déficit de Vitamina D, ya que éste es la causa más frecuente de hiperparatiroidismo (en este caso de denominaría hiperparatiroidismo secundario). 

¿Cuál es el tratamiento más adecuado? 

El tratamiento de elección del adenoma de paratiroides es casi siempre la cirugía. Consiste en la extirpación de la glándula hiperfuncionante. 

La cirugía estará indicada en los siguientes pacientes:

  • menores de 50 años
  • que presenten síntomas asociados
  • cuando el calcio en sangre supere unos determinados límites
  • si existen piedras en el riñon u osteoporosis franca. 

¡¡Gracias por leernos!!

En caso de dudas con tu diagnóstico, puedes citarte con uno de los equipos de Endocrinología de referencia en nuestra comunidad, dirigido por la Dra. García Durruti. Si tienes alguna consulta sobre la cirugía, podemos ayudarte aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies